Pero, ¿qué chiste tiene un noviazgo así?

por Amor Seguro, A.C. el enero 24th, 2012

El chiste que tiene es que te ayuda comprender dos cosas fundamentales:

Primera, que el amor de tu novio por ti es auténtico (y el tuyo por él).

Segunda, sabrás con más claridad si él es alguien realmente compatible contigo.

Sobre la primera razón, mantener un noviazgo «así» te ayudará a saber si el amor que siente por ti es auténtico. Si entre él y tú no hay nada «sexual», tendrás la garantía de saber que te quiere bien (te quiere como persona, no como cosa). Que te quiere a ti, no al placer carnal que le provocan tus besos.

Sobre la segunda razón, ¿por qué te ayuda la pureza a darte cuenta si son en realidad el uno para el otro?

Porque si no has permitido ninguna «interferencia» entre él y tú, resaltará el amor puramente espiritual. Cuando en un noviazgo se dan manifestaciones de sexualidad, se produce en cierta medida la hormona del vínculo afectivo llamada oxitocina. Dios ha puesto esa hormona como una especie de «pegamento» para la vida matrimonial, de modo que los esposos se encuentran reforzados en su mutuo amor al desplegar su vida sexual. Muchas chicas han dudado mucho de que su pretendiente sea la persona adecuada… hasta el primer beso apasionado. Después de él, se han sentido más animadas a continuar con ese novio… para darse cuenta más tarde de que ¡la primera impresión era la correcta!

Sin la oxotocina puesta a funcionar no se oculta la verdad tuya… ni la de él.

La continencia total en el noviazgo es efectivamente una prueba, pero reporta enormes beneficios. Quisiera repetirte la enseñanza del Catecismo: “en esta prueba han de ver (los novios) un descubrimiento del mutuo respeto, un aprendizaje de la fidelidad y de la esperanza de recibirse el uno y el otro de Dios”. Esto sucede si ellos reservan “para el tiempo del matrimonio las manifestaciones de ternura específicas del amor conyugal” (n. 2305).

Autor: P. Ricardo Sada Fernández Sacerdote de la Prelatura del Opus Dei

– La pureza de las jóvenes – Noviazgo y sexualidad

Sin comentarios

Deja un comentario

Nota: No publicaremos tu e-mail.

Suscribirme al feed de este comentario via RSS